XsP advierte de las irregularidades en la adjudicación del proyecto de la obra y pide el cese del actual gerente de la EMA ante el intento de privatización por fases de la misma

Xixón Sí Puede (XsP) muestra su preocupación por la actual situación de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) y por el desarrollo de las obras del pozo de tormentas de Hermanos Castro. “Creemos que vamos a tener un muselazo en el pozo de tormentas”, afirma Álex Zapico, concejal de XsP. Una afirmación que se sostiene en los informes técnicos a los que ha accedido el grupo municipal: “El proyecto elaborado por la UTE formada Getinsa, Payma y Agua Consulting Ingenieros tiene deficiencias al estar mal calculado la entibación del pozo. La consecuencia es que la empresa que desarrollará la obra, Acciona, va a encontrar dificultades para realizar la obra con ese presupuesto adjudicado de 7.336.000 euros”, continúa el edil de XsP.

Un problema que ya se detectó en 2007 y que supuso retrasos en una obra fundamental para la ciudad: “Se está repitiendo la misma historia. Parece ser que los estudios técnicos previos no contemplan que estamos al lado del mar…”, apunta Mario Suárez del Fueyo, portavoz de XsP.

En este sentido, Del Fueyo comparte la preocupación ante la situación del pozo de tormentas, que lleva años de retraso, y “ahora aparecen informes técnicos que nos dicen que con la actual cimentación y base este pozo no se puede sostener y habrá un sobrecoste”. Por este motivo, el portavoz de XsP plantea al equipo de Gobierno si tiene conocimiento de estos informes “y si no lo tiene, debe ponerse las pilas e informar a la ciudadanía de lo que está sucediendo y de si van a dejar un pufo a la siguiente Corporación”.

Otra de las cuestiones que han llamado la atención del grupo municipal es el hecho de que la UTE a la que se adjudicó el proyecto no es la misma que la UTE que finalmente elabora el proyecto, ya que esta última estará formada por Getinsa, Euroestudios y Agua Estudios. Así, desaparece la empresa Payma, a la que estuvo vinculado el actual gerente de la EMA, Vidal Gago Pérez.

“Sabemos que en el 2007 el actual gerente era director de desarrollo de Payma con responsabilidad en la ejecución de proyectos. Y aunque el proyecto lo gana una UTE en la que está Payma, la adjudicación se la da a otra UTE en la que no está, por lo que no entendemos por qué eso ha sido así y hemos pedido al Gobierno que nos explique estas irregularidades, ya que la ciudadanía tiene derecho a saber si va a haber pozo de tormentas o no, o si están esperando a que pasen las elecciones para que se sepa realmente lo que sucede. Y, de todas maneras, también entendemos que una vez que se confirmen esas irregularidades de UTEs cambiantes, se efectúe el cese del actual gerente de la EMA, ya que se ha demostrado que no está capacitado para llevar la gerencia de la EMA, al no haber conseguido logros, entre otros la firma del convenio colectivo”; declara Zapico.

A la vez que suceden estas cuestiones, Álex Zapico viene advirtiendo del “intento de privatización por fases de la EMA”. Una privatización que se vislumbra en las propuestas presentadas en los últimos consejos de administración de la EMA de “dar más poder al gerente de la empresa municipal tratando de que, por ejemplo, tenga capacidad de hacer comprar por valor de hasta 200.000 euros, realidar modificaciones en el trabajo de personal o intentar invalidar el mandato local de que los consejeros sean representativos de los grupos políticos para que todo el control sea de la Junta de Gobierno, en un intento de golpe de estado de la EMA. La EMA, con el actual Gobierno, peligra como empresa pública”, asegura el concejal de XsP. La representación de los grupos municipales en los consejos de administración se consiguió a iniciativa de XsP este mandato, ya que en el anterior mandato no era así.

Finalmente, el edil de XsP reitera su petición al equipo de Gobierno de que proporcione la documentación sobre contabilidad solicitada por el grupo municipal en el Consejo de Administración de la EMA en repetidas ocasiones sin que hasta el momento, dos meses después, se haya entregado nada. “La pregunta lógica a este retraso es si esconden algo o si hay algo que no quieren que sepamos, ya que es muy importante, por transparencia, que esa documentación llegue a la mesa de todos los grupos políticos”, mantiene Zapico.