XsP lleva una propuesta al Pleno para que se actúe en este campo y se tomen medidas preventivas para intervenir en los usos fraudulentos de viviendas y contra los fondos buitre

De un tiempo a esta parte, se ha popularizado el alquiler de viviendas privadas con fines turísticos a través de plataformas como Airbnb, HomeAway, etc. Eso ha creado situaciones de competencia desleal hacia otras figuras turísticas (alojamientos clásicos) que tributan por su actividad, problemas de convivencia entre los inquilinos temporales y el resto de propietarios de la comunidad de vecinos/as y problemas de calidad del servicio ofrecido. Todo ello deteriorando la calidad de Xixón como destino turístico y mermando el parque de viviendas destinadas a arrendamientos de vivienda habitual o de temporada encareciendo el precio medio de alquiler y generando procesos de gentrificación.

Ante esta situación, Xixón Sí Puede (XsP) lleva una proposición al Pleno de abril para intervenir en este sector con el objetivo de “paliar el crecimiento incontrolado de estos usos que puede gentrificar barrios de nuestra ciudad y encarecer más aún el precio de los alquileres en Xixón.”, indica Orlando Fernández Casanueva, concejal de XsP.

El edil del grupo municipal también matiza que “esta proposición no va contra el pequeño propietario que alquila su vivienda como residencia estival de temporada, ni siquiera contra aquellos otros que tienen los papeles en regla. Sino contra el uso fraudulento que se esta realizando de viviendas que carecen de licencia y contra los fondos buitre que acaparan viviendas para tales fines.”

La iniciativa se presenta a raíz de los últimos datos facilitados en la Comisión de Urbanismo que acreditan el crecimiento exponencial de solicitudes de licencias de Viviendas de Uso Turístico (VUT) y Viviendas Vacacionales: se ha pasado de 176 licencias a 622 expedientes abiertos lo que supone casi el 40% de las VUT de Asturies.

En 2016, el Principado de Asturias reguló las viviendas de uso turístico y viviendas vacacionales obligando a los propietarios de viviendas privadas que quisieran darle tales usos a sus residencias a darse de alta en un registro creado a tal fin. Según fuentes del sector, en Xixón habría unas 2.285 plazas, en torno a 622 viviendas dadas de alta o en proceso de alta como Viviendas de Uso Turístico y Viviendas Vacacionales. Pero se desconoce el número de viviendas que operan sin los permisos municipales y autonómicos.

“Este hecho, considerando el incremento exponencial de licencias concedidas o solicitadas que marca una tendencia semejante a otras capitales turísticas y la desregularización bajo la que operan las plataformas digitales como Airbnb aconsejan a intervenir desde el ámbito municipal aún a pesar de la limitación de nuestras competencias en materia turística y de vivienda”, mantiene Fernández Casanueva.

Para realizar esa intervención, el grupo municipal entiende que hay que desarrollar una campaña en colaboración con el Colegio Oficial de Administradores de Fincas y los presidentes/as de comunidades de vecinos/as de nuestra ciudad para informar de la normativa en materia de Viviendas de Uso Turístico y Viviendas Vacacionales, los derechos de los propietarios y tratar de detectar las viviendas que operan de manera ilegal.

Igualmente, se ve necesario realizar un mapeo del uso del hospedaje en la ciudad de Xixón para detectar en qué barrios se están dando las mayores concentraciones con el fin de realizar un diagnóstico del impacto de los alojamientos turísticos en el tejido urbano de nuestra ciudad de cara a futuros posibles planes especiales.

En último lugar, XsP considera que han de estar al tanto de este acuerdo el Colegio Oficial de Administradores de Fincas, OTEA y el Principado de Asturies.