La mala práxis del Principado y el Ayuntamiento en Servicios Sociales y Vivienda tiene consecuencias directas: desahucios y aumento del sinhogarismo. “Hay personas en situaciones cada vez peores y la única respuesta que reciben de las administraciones es un portazo en la cara”, denuncia Estefanía Puente, concejala de Xixón Sí Puede (XsP) responsable de Servicios Sociales y Vivienda. Personas sin medios económicos a quienes se les deniengan ayudas básicas y vivienda para poder comer o tener un techo.

Son casos que llegan al grupo municipal XsP y que demuestran las circunstancias cada vez más difíciles para algunas personas cansadas de llamar a puertas y no recibir respuesta. En esas circunstancias está María del Carmen Fernández, una mujer de unos 43 años, que ha intentado seguir todos los cauces burocráticos habituales de la administración y “la administración prácticamente lo único que le propone es la calle, donde ya ha vivido y a la que se niega a volver”, indica la edil de XsP.

Su periplo empezó hace un año tras una ruptura con su pareja a raíz de un supuesto caso de maltrato que afectó considerablemente a su salud física y mental. La ruptura llevó a que ella quedara en una vivienda en Mieres en la que no se puede empadronar, ya que el contrato no está a su nombre, por lo que figura empadronada en Xixón. “Acudió a los Servicios Sociales de Mieres, que la derivaron a Xixón, argumentando que es ahí donde está empadronada. Una vez en los Servicios Sociales de Xixón le dicen que se vaya a Mieres, que es donde reside. Este es el día a día de muchas personas cuyo delito es no estar empadronadas correctamente, allí donde se reside, pero esto no es siempre posible”, comenta Puente.

María del Carmen también ha solicitado vivienda de emergencia, pero se la han denegado por no cumplir los requisitos del decreto. Tras presentar un recurso a la negativa, después de casi tres meses (aunque el plazo de respuesta son 15 días) le han dicho que, efectivamente, habría que valorar positivamente su caso como urgente, pero que no tienen vivienda de emergencia en Xixón. “En ese momento en Xixón había doce viviendas, pero parece ser que como eran para otro tipo de emergencias, María del Carmen se quedó fuera”, afirma la edil de XsP.

Tras volver a solicitar una vivienda de urgencia, le han vuelto a decir que no. “Esta persona ha intentando todos los mecanismos para intentar tener un hogar porque no tiene posibilidad económica de acudir al mercado libre de vivienda”, remarca Estefanía Puente. Mientras tanto, lo que sí le ha llegado es una orden de desahucio para el próximo 24 de mayo.

“Por si esto no era poco, su solicitud de salario social, que presentó el 16 de agosto de 2018, le fue denegada por no residir en el municipio donde está empadronada. Pero, que yo sepa, el salario social es para toda Asturias, no para municipios. Para ello se acogen a la Ley de Bases del Régimen Local, sin tener en cuenta que la intención de esta persona sería estar empadronada en Xixón, para alejarse de Mieres donde reside su expareja, y recibir su tratamiento médico, algo complicado por su falta de ingresos, pero no es posible empadronarse en Xixón al no poder acceder a una vivienda, ya que sus propios informes médicos recomiendan que no ejerza ninguna actividad laboral”, relata la concejala de XsP.

La edil de XsP recuerda que la Ley del Salario Social indica que el requisito es estar empadronado en un concejo de Asturias con una antigüedad de al menos dos años: “El padrón parece ser la excusa perfecta para cerrar la puerta al salario social y a una vivienda. Y acabamos en la pescadilla que se muerde la cola”, critica Estefanía Puente.

Este caso es una muestra más de la vulneración de derechos fundamentales, del derecho a la vivienda concretamente, reconocido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. “Un derecho que se viola constantemente a pesar del apoyo de España a esta declaración en la que se indica que hay que disponer de alojamiento para las personas en riesgo de desalojo sin alternativa habitacional”, apunta la concejala de XsP.

“María del Carmen se quedará en la calle y hay muchas “maricarmen” desde que el Principado ha decido que su política de vivienda sea la de favorecer el aumento del sinhogarismo. Esa es la política del señor Fermín Bravo y la señora Pilar Varela”, cuestiona la edil del grupo municipal. “En Xixón nos encontramos con la misma situación, se marea a la gente sin darle alternativas ni coordinarse con el Principado o otros ayuntamientos”; continúa.

Ante esta situación, XsP exige al Principado y al Ayuntamiento que se coordinen y atiendan casos como los de esta mujer. El grupo municipal ya ha demandado a Alcaldía que medie en este caso, tramitándo de manera inmediata la petición de vivienda de emergencia teniendo en cuenta el desahucio que tiene encima. Igualmente, se la pedido que se coordine con los Servicios Sociales de Mieres para realizar el informe de vulnerabilidad, ya que al mandarle de una ventanilla a otra nadie quiere hacerse cargo. Este primer paso es uno de los planteados para dar respuesta a estas situaciones en las que se deja a la gente sin ingresos o alternativa habitacional, aunque desde el grupo municipal se barajan otras medidas como presentar denuncia ante el Defensor del Pueblo -cosa que ya ha hecho personalmente María del Carmen- o la ONU.