XsP reclama que se habiliten recursos para el estudio epidemiológico sobre el impacto de la polución en las embarazadas

Los últimos datos sobre contaminación en Xixón indican que la situación sigue siendo preocupante, a pesar de que las administraciones tratan de lanzar el mensaje de que la polución se reduce: la realidad es que en la noche del 28 de febrero al 1 de marzo en la estación de El Lauredal se registró una media de 102 microgramos por metro cúbico (UGM) de PM10, con picos de 269, cuando la OMS marca como máximo 20 UGM. En El Musel, la media fue de 53 UGM. “Los niveles siguen siendo alarmantes”, remarca José Manuel Lago, activista ecologista e integrante de la candidatura a la alcaldía de Podemos Xixón.

Pese a estos datos, el Principado únicamente activó el protocolo contra la contaminación en su nivel 1 el pasado 24 de febrero: “Este nivel de alerta se declaró tarde y a remolque de la presiones ecologistas y de las asociaciones vecinales, que incluso amenazaron con ir a la Fiscalía de Medio Ambiente si no se declaraba el protocolo”, indica Lago, recordando que el viernes 22 ya había 14 estaciones que superaban el rango establecido y la meteorología se anunciaba adversa.

“Pese a todo ello y las medidas que se tomaron, enfocadas fundamentalmente al tráfico, la contaminación sigue resistiéndose a bajar debido a que el 70% de la contaminación en Xixón es debido a la industria y las medidas se toman casi exclusivamente en materia de tráfico, responsabilizando al conjunto de la ciudadanía, cuando la mayor responsabilidad está en la industria, con la que no se toman medidas, únicamente se les dan recomendaciones para que controlen sus niveles de contaminación, pero sin ninguna exigencia”, destaca el activista ecologista.

Mientras tanto, la única solución del Principado parece ser esperar a que llueva para reducir los niveles de contaminación: “Esto es una falsa solución, porque las partículas contaminantes están en la atmósfera y al llover lo único que se hace es trasladar el problema del aire al agua y al suelo, ya que las partículas de 2,5 y 10 continenen metales pesados que acaban en el suelo y las aguas”, advierte Lago. Todo ello lleva a concluir que los Planes de Calidad del Aire están demostrando su ineficacia: “Urge modificar estos planes y hacerlos más eficientes”, apunta Lago.

Para Xixón Sí Puede, atajar esta situación pasaría por adoptar seis medidas muy concretas: en primer lugar, endurecer las autorizaciones ambientales integradas a las empresas contaminantes, exigiendo que implementen las MTD (Mejores Técnicas Disponibles para evitar la contaminación como filtros de manga, desulfuradoras… ). “Son medidas que ya existen en el mercado y que la industria podría adoptar, pero no lo hacen por el afán de sacar el mayor beneficio al precio más barato, pero la administración debería exigir esas medidas”, mantiene el integrante de Podemos Xixón.

En segundo lugar, habría que poner en marcha el Plan de Movilidad Urbana de Xixón, impulsando las peatonalizaciones, el uso de la bicicleta, la mejora del transporte público… En tercer lugar, sería necesario modificar el protocolo anticontaminación haciéndolo más exigente y de activación más rápida, no cuando ya se esté en niveles muy altos de contaminación. Para ello, tendría que reclamarse a las empresas contaminantes que reduzcan la producción y que incluso paren las instalaciones.

Una cuarta medida pasaría por reforzar los servicios de inspección ambiental del Ayuntamiento y del Principado, administración esta última que carece ahora mismo de servicios de inspección ambiental. Por su parte, la policía ambiental de Xixón también precisaría de más medios y formación ampliando la intervención a las noches, cuando las empresas aprovechan para soltar la contaminación.

En quinto lugar, estas situaciones han de abordarse desde la transparencia: las estaciones medidoras no deben estar escondidas, como la de la Avenida de Argentina del Principado escondida entre edificios que da niveles tre veces más bajos que la municipal, ubicada a unos 900 metros de la primera. También es fundamental que las empresas informen de las medidas que están adoptando: “Estos días solo se informa de lo que se hace a nivel de tráfico, de calle y ciudadano, pero nada se sabe de lo que hacen las empresas y nos tememos que sea nada o muy poco, porque la contaminación, con el protocolo activado, baja muy ligeramente, lo que demuestra que solo con las medidas de tráfico no funciona”, señala Lago. Así, ahora mismo lo más efectivo e inmediato sería reducir la producción industrial, o parar si fuera necesaria, especialmente en Arcelor, de los Sínter 1 y 2 de donde proviene el 82% de la contaminación industrial que sufrimos.

“Con todo ello, no pretendemos ni mucho menos que cierre ninguna empresa, queremos un Xixón industrial y con trabajo, pero no queremos empresas que contaminen cuando existe tecnología suficiente para evitarlo. Además, una empresa contaminante no es una empresa de futuro. Trabajo sí, contaminación no”, concluye el miembro de Podemos Xixón.

Por su parte, Inés Mallada, responsable del Área de Feminismos de Podemos Xixón, llama la atención sobre el hecho de que se abandonara el estudio epidiemológico del impacto de la contaminación sobre la salud: “Cuando se encargó, se recalcó la necesidad de esta investigación, ya realizada en otras ciudades, demostrando la relación directa entre la contaminación y el desarrollo posterior de los y las niñas”.

Los grupos municipales se enteraron por los medios del abandono del estudio escudándose en la prórroga presupuestaria: “Lo que constatamos es que Foro no ha hecho ningún esfuerzo para incluir este estudio en las modificaciones presupuestarias aprobadas esta semana, lo que muestra su nulo interés en actuar en esta materia. El importe sería asumible, unos 100.000 euros al año durante cuatro años, y la importancia es más que evidente. Estamos ante el recorte permanente que acaban pagando las mujeres, ya que son quienes se encargan mayoritariamente de los cuidados sobre la salud de mayores y niños y niñas, que claramente se ve afectada por la contaminación”, afirma Mallada.