XsP presenta un ruego para que se ubique en este lugar una estación integrada en la red oficial y recuerda que las mediciones ponen el foco en la industria, sobre la que no se está actuando.

Xixón Sí Puede (XsP) lleva al Pleno de marzo un ruego demandando que se instale una estación de medición de la contaminación en la zona de El Lauredal. Un punto en el que está actualmente la unidad móvil del Ayuntamiento pero, al no integrarse en la red oficial autonómica, sus mediciones están siendo ignoradas a la hora de actuar contra la contaminación.

Para el grupo municipal valdría tanto que se desplazara alguna de las estaciones ya existentes del Principado, que se instalara una nueva o que, mientras esto se lleva a cabo, la unidad móvil se reconozca como parte de la red oficial. “En este último caso sería una medida provisional para no perder este recurso municipal que se podría utilizar para ubicarlo en otros lugares de la ciudad”, señala Orlando F. Casanueva, concejal de XsP.

Una unidad móvil que empezó a operar a mediados de 2017 a iniciativa de XsP y que ha servido para ratificar que en El Lauredal “hay una captación de un foco próximo de contaminación, sobre todo de PM10, como recogen el Plan de Calidad del Aire y los estudios de monitorización del Plan. Y, a falta de más transparencia en los datos, prácticamente todo apunta a que ese foco se localiza en el sínter de Arcelor”, afirma Casanueva.

Por el momento, se sabe que alguna de las estaciones del Principado está registrando captaciones fuera de rango y no signficativas, por lo que podría ser una de ellas la que se trasladara a El Lauredal. Un lugar en el que en lo que va de año se ha rebasado al menos en 38 ocasiones los valores límite para particulas PM10, las más dañinas para la salud. La legislación vigente establece un máximo de 35 días para declarar “zona de mala calidad del aire”.

“Lo que no puede ser es que la ciudadanía perciba que hay un problema de contaminación real, que se deja ver en El Lauredal, Xove y Alto Aboño en las capas negras que se posan sobre la superficie, y que cuando se actúa sea mal y tarde”, recuerda el concejal de XsP.

El plazo para llevar a cabo esta acción sería no superior a dos meses: “Hay unas elecciones en ciernes y nadie nos garantiza que en el próximo mandato la defensa del medio ambiente se asegure en este Ayuntamiento teniendo en cuenta los problemas que está habiendo para que las grandes industrias cumplan con la ley”, comenta el edil de XsP.

Esta demanda del grupo municipal se hace eco de las reivindicaciones del movimiento vecinal y ecologista, que han venido insistiendo en la gravedad del problema de contaminación ambiental que sufre Xixón y en la necesidad de tomar medidas para actuar sobre ella. “Hablamos de la salud de nuestros vecinos y vecinas, pero también hablamos del futuro de esta ciudad, ya que difícilmente Xixón va a proyectarse a futuro como un lugar saludable para captación de inversiones si no solucionamos ya el problema de contaminación que tenemos”, advierte Orlando F. Casanueva.

El grupo municipal remarca la importancia de actuar con celeridad ante los episodios de contaminación y, además, no limitar estas actuaciones a medidas que incumben únicamente a la ciudadanía. “Se hacen restricciones de tráfico que repercuten en la ciudadanía, pero no tenemos constancia de que se esté actuando sobre los focos de emisión de la contaminación, que en Xixón es fundamentalmente de origen industrial. Así, el cabreo de la ciudadanía es doble: ven que no se actúa y que cuando se actúa es para generar al conjunto de la población mayores molestias”, valora el edil de XsP.