La coherencia no es precisamente el fuerte del equipo de Gobierno: mientras pide a las personas particulares que cumplan estrictamente las normativas municipales, evade cumplirlas él mismo. Es lo que está sucediendo con las parcelas rústicas, ya que hay vecinos y vecinas que reciben notificaciones advirtiéndoles de que en caso de no observar el mantenimiento adecuado de sus parcelas tendrán que afrontar una multa de 1.500 euros (reiterada por cada mes de demora en la limpieza y desbroce) y, a la vez, las parcelas municipales permanecen en un estado de abandono.

Un abandono que, además, se podría revertir si se pusiera en marcha la propuesta de Xixón Sí Puede (XsP) aprobada por unanimidad en enero de 2016 de dinamizar las parcelas municipales mediante arrendamientos para su uso productivo. Pero nada se ha hecho: ni echar definitivamente a andar esta iniciativa ni mantener el cuidado de las fincas rústicas. “El Gobierno de Foro tenía en su proyecto de Presupuestos un millón de euros menos de inversión para la zona rural. Este recorte que ya tenía en mente el Gobierno supone un peaje y es el no mantenimiento de las fincas de propiedad municipal”, afirma David Alonso, concejal de XsP responsable de Urbanismo y Medio Ambiente.

El edil de XsP llama la atención sobre “la paradoja” de que sí se requiera a las fincas privadas que se mantengan: “Esta es la manera de que la gente deje de creer en las instituciones. A una persona le mandan segar cuatro hortensias que dan para el camino, pero en la finca que hay enfrente, de propiedad municipal, hay 28.000 metros cuadrados de escayos”, apunta.

Al mismo tiempo, sigue paralizada la iniciativa de XsP para el arrendamiento de las fincas rústicas y la razón que da Foro de su paralización es que están pendientes de un informe. Así lo ha comunicado al grupo municipal esta semana aunque, curiosamente, esa fue exactamente la misma razón que se adujo en noviembre de 2017 cuando XsP preguntó por este tema en el Consejo Sectorial de Medio Ambiente.

“En el Consejo Sectorial de Medio Ambiente de noviembre de 2017 nos enteramos de que de las 1.097 fincas que hay de propiedad municipal solo saldrían diez a arrendamiento. Parece un número escaso, pero de todas maneras consideramos que era importante seguir adelante con la iniciativa. Pero comprobamos que a día de hoy no ha salido nada. Miedo me da que se esté esperando al final del mandato para no hacer nada”, reflexiona Alonso.

Sobre todas estas cuestiones preguntará XsP en la próxima Comisión de Movilidad y Medio Ambiente: la razón de que no se mantengan las fincas de propiedad municipal y de que sí se requiera este mantenimiento a las parcelas privadas, y qué pasa con el proyecto de dinamización de las parcelas rurales. “Dejamos que a estos terrenos los coman los escayos y tampoco damos la oportunidad de que la gente los aproveche para usos productivos”, denuncia el concejal de XsP.

Otro asunto pendiente y en relación también a las parcelas es el de la gestión del problema del jabalí: aunque se aprobó en el Pleno crear una comisión municipal para abordar esta cuestión y en la única ocasión que se convocó se habló de la importancia de tener limpias las fincas del entorno rural para que no hicieran de cama para los jabalíes. Sin embargo, el abandono de muchos de los terrenos municipales es el entorno perfecto para estos animales.”La preocupación de Foro por la zona rural, más allá de asfaltar cuatro caminos, ha quedado en esto y así se reflejó en la reducción del presupuesto para este área”, comenta David Alonso.