XsP impulsa una declaración institucional en apoyo a la continuidad y el compromiso de la empresa avilesina con Asturies

El anuncio del cierre de Alcoa, que pone en peligro unos 300 puestos de trabajo directos y 2.000 indirectos en Asturies, supone una grave amenaza para el empleo y la economía en nuestra comunidad. Ante este nuevo revés a nuestro tejido industrial, Xixón Sí Puede (XsP) ha impulsado, como se acordó en el Consejo Social, una declaración institucional para el Pleno de noviembre para instar a todas las administraciones, municipal, autonómica y estatal, a que pongan todos los medios para evitar una nueva deslocalización. Así mismo, el grupo municipal de Xixón Sí Puede ha expresado su apoyo a las reivindicaciones de la plantilla laboral de Alcoa este jueves 8 de noviembre en la manifestación convocada a las 19:00 horas en Avilés con la asistencia de buena parte de los y las ediles del grupo municipal.

En lo que se refiere a la declaración institucional presentada al Pleno de Xixón, el texto llama a rechazar el cierre de la planta avilesina y a que la Corporación se una a la exigencia del Ayuntamiento de Avilés y del Gobierno de Asturies de solicitud a la dirección de la empresa para que rectifique su decisión y a que demuestre su compromiso con Asturies. Al mismo tiempo, se afea el proceder de la compañía, que en ningún momento avisó de sus intenciones.

Igualmente, se insta al Gobierno de Asturies a que tome todas las iniciativas necesarias ante la dirección de Alcoa para que desista de la clausura de la factoría de Avilés: “El impacto de una medida tan negativa conllevaría la pérdida de más de 300 empleos directos y supondría un duro golpe para la pujanza industrial de una comarca donde la fábrica está arraigada desde hace más de medio siglo”, se indica en la declaración.

En lo que se refiere al propio Ayuntamiento, se le insta a apoyar las iniciativas de los trabajadores y trabajadoras y a trasladar su apoyo y solidaridad a la plantilla de Alcoa y las familias y personas afectadas por el anuncio de la multinacional. Un respaldo que se hace extensivo a la plantilla de la planta de A Coruña, también con un anuncio de cierre.

Por último, en la declaración institucional se insta al Gobierno de España a que lidere el apoyo a las y los trabajadores de Alcoa mediante la intervención ante la patronal y así favorecer el mantenimiento de la industria metalúrgica española, y en especial de Asturies.