Alonso: “No se quiere firmar el Plan de Vías porque no hay voluntad política. Punto y final”

Xixón Sí Puede (XsP) lleva al Pleno de noviembre una proposición con el objetivo de que se introduzcan mejoras en la Unidad de Vigilancia Ambiental. “Este equipo, creado a raíz de una iniciativa de XsP en setiembre de 2015 para denunciar y solventar los problemas medioambientales que pudiera haber en el municipio, necesita, dos años después, algunas modificaciones que redunden en un mejor servicio”, explica David Alonso, concejal de XsP responsable de Urbanismo y Medio Ambiente.
En la iniciativa se demanda que se estudie la posibilidad de incorporar al menos cuatro agentes más en la Unidad de Vigilancia Ambiental -compuesta actualmente de 12 personas- para ampliar el tramo horario efectivo de trabajo de dos turnos a tres. Se trataría de pasar del horario habitual de 7:30 a 23:30 horas para llegar de 00:30 a 7:30 horas y así cubrir el servicio durante 24 horas. “Es una demanda que ya han expresado los colectivos vecinales y que suele aparecer en los Consejos Sectoriales de Medioambiente, ya que por las noches acontecen determinados episodios ambientales en cuanto contaminación atmosférica, malos olores y ruidos, y sería lógico que esta Unidad funcionara 24 horas al igual que lo hace cualquier otro cuerpo de seguridad”, expone el edil de XsP.
Adelantándose a las previsibles excusas del Gobierno, argumentando que se van a producir 12 jubilaciones en la policía local y lo exiguo de la tasa de reposición, el grupo municipal también recuerda que “el Ayuntamiento debe actuar en base a prioridades y esto es una prioridad”, remarca Alonso. “Hasta ahora el trabajo de este equipo ha sido positivo, pero es necesario ir a más y no quedarse en lo que hay ahora, porque es poco”, puntualiza.
Otra de las cuestiones que se incluyen en la propuesta es que se establezca una planificación adecuada para la formación de la actual plantilla en materia legislativa básica de carácter medioambiental y jornadas de formación con otras fuerzas, cuerpos y servicios de vigilancia, como la guardería forestal o el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza). “Veríamos con buenos ojos que el actual equipo recibiesen más formación. No es que hasta ahora hayan recibido poca, pero debería haber más y en consonancia con lo que ya hacen otros equipos”, apunta el concejal de XsP.
El tercer punto que se recoge en la iniciativa plenaria es que se establezcan protocolos de actuación conjuntos, claros y definidos entre los y las agentes de la Unidad de Vigilancia Ambiental y todos los servicios municipales que puedan tener relación con su labor. Aquí, se prestaría una especial atención a la colaboración directa entre EMULSA, la EMA y aquellas áreas o empresas municipales que se considere necesario. “Se trata de que no dependamos únicamente de la buena voluntad y buen hacer del personal de todas estas empresas para que se comuniquen entre sí, sino de que haya un protocolo para que esta comunicación esté pautada y coordinada, de manera que esté dentro de los organigramas de trabajo la colaboración y la coordinación. Y no vale decir que esto ya existe, porque no es así en el día a día. Sería algo sencillo y sin complicaciones para generar una sinergia de trabajo que prevea y dé respuesta efectiva a los problemas medioambientales que pueda haber en el municipio”, indica Alonso.
Alonso: “No se quiere firmar el Plan de Vías porque no hay voluntad política. Punto y final”
De otra manera, ante las últimas declaraciones del Consejero de Infraestructuras Fernando Lastra afirmando que el convenio del Plan de Vías está pendiente de los servicios jurídicos, Alonso critica que desde la política “se contribuya a enmarañar más las cosas y enmarañar es decir las cosas como no son”. El edil de XsP aclara que el Ayuntamiento no es quien tiene que modificar el Plan Especial, sino que es una labor de Gijón al Norte, que es quien lo saca a licitación y que aún no lo ha hecho porque parece ser que está pendiente de un informe de Abogacía del Estado, mientras que el Consistorio únicamente tendría que votarlo en un Pleno. “Esa es una de las razones por las que pedimos que se convoque Gijón al Norte, ya que todavía no lo ha sacado a licitación y sin eso no podemos avanzar”, especifica Alonso.
También cuestiona el concejal de XsP las contradicciones entre la Consejería de Infraestructura y el Ministerio de Fomento, ya que la primera afirma que se está pendiente del dictamen de Intervención General del Estado, mientras que Ábalos, titular de Fomento, afirmó que se estaba pendiente de un estudio informativo: “O se está pendiente del estudio informativo o de lo que diga Intervención, pero de las dos cosas a la vez no, porque no vamos a saber qué tendría validez. Todo esto solo genera más controversias”, apunta. Y lo mismo con la posibilidad de que el Ministerio financie al Ayuntamiento, “algo que no necesita ningún estudio, ya que es una herramienta de uso habitual entre las diferentes administraciones”.
Igualmente, Alonso no entiende que ahora se discutan las cifras de un convenio que tuvo en su momento el apoyo del 93,7% de la Sociedad Gijón al Norte sin que se pusiera ninguna objeción a las mismas. “El convenio no se quiere firmar porque no hay voluntad política para ello. Punto y final. Todo lo demás que se diga son mentiras o medias verdades y la única que lleva la bofetada es la ciudadanía”, sentencia Alonso.
Finalmente, en cuanto al Área Metropolitana Central, en la que el Ayuntamiento presentó una propuesta a iniciativa de XsP consensuada con todos los grupos de la Corporación dado el interés del grupo municipal en sacar adelante este proyecto, Alonso avisa de que es necesario no introducir elementos que distorsionen el debate: “Si metemos ahora cuestiones extrañas en el Área Metropolitana como la ZALIA, tendremos problemas. Se trata de un espacio sin infraestructuras, luz y con una sola parcela vendida. Un pufo con 110 millones de euros de deuda. Con lo cual rogaría que se saque este monstruo del debate del Área Metropolitana o tendremos un problema ante una irresponsabilidad ejecutada en su momento de la que nadie responde políticamente. No sería coherente meter en el Área Metropolitana, que va a requerir generosidad por parte de todo el mundo, elementos que romperían la posibilidad de cualquier tipo de acuerdo”, advierte David Alonso.