Demarcación de Costas se inhibe totalmente de su participación en el seguimiento del arenal, a pesar de ser el órgano competente para acometer actuaciones de relevancia en este espacio

Este 11 de noviembre se celebró una nueva reunión del Observatorio de la Playa de San Lorenzo, en la que se volvió a abordar “el misterio” de las manchas de carbón que de cuando en cuando aparecen en el arenal. En cada ocasión se barajan hipótesis sobre su procedencia, siendo la más frecuente la del hundimiento del buque Castillo de Salas en 1986, llegando incluso a afirmar el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, que existía un estudio que confirmaba que el carbón venía de allí. “Sin embargo, en el Observatorio de la Playa nos han presentado un estudio en el que se indica que no se puede concluir que el carbón que llega a la playa sea del Castillo de Salas, algo que ya forma parte de las leyendas urbanas de esta ciudad”, apunta David Alonso, concejal de Xixón Sí Puede (XsP) responsable de Urbanismo y Medio Ambiente.

A la vez, tampoco hay manera de llegar a una demostración definitiva, ya que el barco se desmanteló completamente y las bodegas se vaciaron, en una operación en la que se vertieron unas 60.000 toneladas de carbón a 300 metros de Cimavilla. El problema es que con la gran variedad de carbones existentes (empezando por todos los que paran en El Musel, mientras que el Castillo de Salas ya llevaba cuatro tipo de hullas) se hace complicado realizar análisis definitivos, que además tienen un coste de unos mil euros por cada uno de ellos. “Hablamos de un problema medioambiental, aunque no podemos olvidar que el carbón es un residuo inerte e inestable que no genera más problemas que las molestias a las personas usuarias de la playa”, puntualiza el edil de XsP.

Respecto a la cantidad de arena en la playa, en el tercer estudio que se ha llevado al Observatorio se asegura que la cantidad es básicamente la misma y que incluso habría 38.000 m³ más. “Pero, a la vez, se dice que hay que quitar la caseta de Salvamento del lugar de donde está, ya que de hecho casi se cae hace unos meses”, recuerda Alonso. Otro factor a tener en cuenta es que Puertos del Estado debe tener un millón de euros consignado todos los años para ver si se aporta o no arena: “Debemos seguir con esa puerta abierta por parte de Puertos del Estado por lo que pueda suceder, y al tiempo hay que seguir monitorizando la playa”, remarca el concejal de XsP. Hasta el momento, Obras Públicas hace un aporte de arena cada dos años, una labor de la que también se encarga EMULSA.

En conjunto, en el estudio presentado en el Observatorio de la Playa sí se han recogido ocho conclusiones: 1) hacer topografía y 2) batimetría cada año (monitorizar la playa); 3) trasladar la caseta de Salvamento por ser insostenible en su ubicación actual; 4) que la parte superior del muro tenga una especie de rompeolas para evitar problemas y que el agua retorne al mar; 5) limpiar la arena las personas usuarias al salir de la playa (dado el alto volumen de uso de la playa): 6) extremar la delicadeza con el uso de maquinaria en la playa (por ejemplo, llegando a hacer la limpieza del carbón manualmente); 7) seguir colaborando con el Puerto de Xixón; 8) dotar de financiación al Observatorio.

Finalmente, el edil de XsP llama la atención sobre el hecho de que en todo este mandato la inhibición de Demarcación de Costas -dependiente del Ministerio de Fomento-, en todo lo que tenga que ver con la playa de San Lorenzo ha sido total, ya que no ha asistido a ninguna de las reuniones y este 11 de noviembre incluso ha pedido por escrito que no se le vuelva a cursar invitación. “Esto nos lleva a que, por mucho que debatamos en el Ayuntamiento, no va a valer nada si el Ministerio toma la mala decisión de ausentarse definitivamente del Observatorio. Habría que intentar que Demarcación de Costas acuda a las reuniones porque quienes van a tener que tomar medidas sobre el carbón y la arena de la playa es quien no está en las reuniones”, denuncia el edil de XsP.