Del Fueyo: “Esta propuesta es una condición indispensable para que la gente de XsP se plantee qué hacer con los presupuestos en la asamblea que se celebrará en torno al 22 de diciembre”

Rueda de prensa de XsP e IUXixón Sí Puede (XsP) e IU presentarán en el Pleno de diciembre una propuesta para que en la mayor brevedad posible se destinen en el próximo ejercicio económico 4.500.000 euros del Remanente Líquido de Tesorería de la Fundación Municipal de Servicios Sociales a complementar el Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal. “Las políticas de austeridad han llevado a una situación de emergencia social y en esta coyuntura, entendemos que los ayuntamientos son el último baluarte ante el que la gente que se encuentra en dificultades puede acogerse para no caer en la exclusión social”, explica Mario Suárez del Fueyo, portavoz de XsP.
“Se trata de que en esta ciudad la mayor parte de las inversiones se dediquen a las necesidades de las personas, que debe ser lo prioritario frente a otros asuntos”, añade Del Fueyo. “La intención es contar con un presupuesto de marcada carácter social que responda a las necesidades más urgentes de la ciudadanía de Xixón”, apunta Aurelio Martín, portavoz de IU.

Para que el proyecto eche a andar, XsP e IU han hecho una enmienda al presupuesto de 400.000 euros que garanticen las ayudas de emergencia a partir del 1 de enero. De esta manera, para la renta social se contaría con los 4.500.000 de euros del presupuesto, más los 3.200.000 que ya estaban presupuestados. En total, se contaría con 8.100.000 euros para sacar adelante la iniciativa.

La intención es que el Plan de Emergencia Social-Renta Social Municipal arranque como un proyecto piloto: “Esta iniciativa supondría un giro muy importante en las políticas sociales y en la forma de trabajar en lo social. Queremos que sea un proyecto piloto para que los cimientos se asienten y haciendo las correcciones que sean necesarias una vez que esté implantada”, indica Estefanía Puente, concejala de XsP responsable de Servicios Sociales, Juventud y Vivienda.

Esta renta social tendría un carácter finalista y se dirigiría a personas sin ingresos o con ingresos insuficientes. El límite sería el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), con la correspondiente corrección en relación al número de miembros de la unidad familiar. “Lamentablemente, las diferentes leyes marcan este indicador -cifrando en 532 euros- que no llega al salario mínimo. Leyes que dificultan que muchas familias puedan salir de la situación de empobrecimiento”, señala Puente.

Sería, además, una ayuda no sujeta a contraprestaciones: “No podemos condicionar los derechos de las personas, con los derechos no se juega, porque de otra manera acabaremos haciendo lo que defienden otras políticas, que se limitan a entretener a las personas empobrecidas. Y por ahí no pasamos: lo que queremos es facilitar que estas personas puedan tener garantizadas sus necesidades básicas”, remarca la edil de XsP. En este sentido, se rechaza repetir los ya existentes planes personalizados: “Demos un vuelco a las políticas sociales impulsando políticas que fomentan la autonomía en vez del tutelaje y el paternalismo de los planes personalizados”, indica Puente. Esta ayuda, tampoco eliminaría otro tipo de prestaciones como las becas escolares: “No se desviste un santo para vestir otro”, matiza Del Fueyo.

Otra de las cuestiones que irían de la mano de esta renta es que no esté gestionada desde los Servicios Sociales: “Podría gestionarse desde otro departamento, ya que se trata de simple gestión burocrática que debería ser ágil, mientras que los Servicios Sociales tendrían que centrarse en la intervención social”, comenta Puente. Para evitar cualquier escollo legal, esta ayuda se concretaría en dos líneas: una destinada a las personas y familias excluidas del salario social y otra para mejorar e incrementar las ayudas de emergencia social con una tramitación integral y más ágil. “Queremos que la gente no tenga que andar con veinte mil papeles, una cantidad de burocracia que desespera a la gente que acaba por desistir de acceder a esas ayudas”, expone la edil de XsP.

De otra manera, Del Fueyo insiste de que esta iniciativa “es un paso más en la negociación presupuestaria, mientras que los pactos los efectúa el PSOE. Pactos como el que hizo en Madrid para darle el Gobierno al PP o los que se producen en este momento para aprobar el presupuesto de Asturies”. En este sentido, el portavoz de XsP afirma que esta propuesta “es una condición indispensable para que las personas integrantes de XsP pasen a plantearse qué hacemos con los presupuestos”. Una decisión que se tomará en una asamblea prevista en torno al 22 de diciembre, cuando estén cerradas las cuentas definitivas.

Respecto a la ejecución de esta renta social en caso de aprobarse, Del Fueyo recuerda que “la política se va haciendo trayecto a trayecto”. Así, XsP ya planteó en el Pleno del estado del municipio sus prioridades y ahora “desde la oposición llevamos una propuesta y evaluaremos cuando corresponda si se está llevando adelante. Y si no se lleva adelante, tomaremos las medidas políticas necesarias para que esto se ponga en marcha, sea por parte de este gobierno o por un gobierno futuro”.